martes, 3 de julio de 2012

Cerrando Etapas

Siento no haber escrito estos días, pero no me ha dado la vida para más, la verdad. El pasado jueves, tuvimos una cena de graduación en la que despedimos a los alumnos de 2º de Bachillerato del colegio, y les deseamos lo mejor para esta nueva etapa de sus vidas. Estos alumnos han sido muy especiales para mí, porque son el primer curso que he visto crecer desde los 12 años y me apeteció hacerles un obsequio para que recordasen siempre un par de consejos que a mí me hubiese gustado recibir a su edad. 
Os dejo unas fotitos del regalo, que consistía en una taza con una frase de un wonderconsejo de Mr. Wonderful: "la única parte donde el éxito aparece antes que el trabajo es en el diccionario". 



Me parece algo que está muy bien tener en cuenta para su futura vida de estudiantes en la universidad, y después como trabajadores en el mundo laboral. Las tazas son objetos que tendemos a mirar mientras nos tomamos nuestro café mañanero y nos desperezamos. Por eso me gustan las tazas con mensaje: a base de repetirnos la misma idea, acabará calando. 
La otra parte del regalo fue una tarjeta, un poco especial. La hice aprovechando blocs de dibujo técnico antiguos. Esos blocs han acompañado a los alumnos a lo largo de muchos cursos, y los han llenado de trazados, de anotaciones y problemas. Con cada portada, hice una tarjeta. Por dentro, forré cada tarjeta con una copia del examen en el que mejor nota había sacado cada alumno a lo largo del curso, para recordarles de lo que son capaces cuando trabajan. Os dejo unas imágenes de las tarjetas, que no podían ser más handmade. Cada una iba personalizada con su nombre. Desde que existe Marengo Studio, intento que cada detalle y cada regalo tengan un toque único y personal. Lo mejor de un regalo no es el dinero que inviertes en él, sino la parte de ti que pones, de tus ilusiones, de tus ganas de hacer las cosas bien, de tus mejores deseos.



 Dentro adjunté una nota, que decía lo siguiente:

¡Hola!
Después de terminar 2º de Bachillerato y Selectividad, podéis estar seguros de que acaba de terminar una de las temporadas más estresantes de vuestra vida. Pero tened claro también, que esto no ha hecho más que empezar.
Comenzasteis hace unos años abriendo un camino en una dirección, hacia una carrera universitaria enfocada al campo de las ciencias. Dentro de unos días tenéis que tomar una bifurcación importante: qué carrera escoger. No tengáis miedo, porque la vida es larga, y tenemos tiempo de  equivocarnos. Lo importante es ser siempre sinceros con nosotros mismos y dar marcha atrás cuando nos damos cuenta de que nos hemos perdido, aunque empezar otro camino siempre dé mucho miedo y pereza. Es mejor rectificar a tiempo, que estar toda una vida perdidos sin saber a dónde queremos ir.
Los años de universidad serán distintos a lo que conocéis ahora, y os esperan momentos  maravillosos, pero también muy duros. Largas temporadas de estudio intenso, asignaturas que parecen imposibles de seguir o de aguantar, problemas, dificultades, y dudas, muchas dudas. Lo bueno es que todo eso se riega con momentos estupendos en compañía de mucha gente que estáis a punto de conocer, y que harán el camino más fácil.
Os tengo que decir que yo os echaré de menos. He tenido especial cariño siempre a vuestro curso. Supongo que porque os he visto crecer desde 1º de la ESO que vine a hacer mis prácticas, hasta que habéis terminado en el colegio, y habéis cerrado una etapa. ¡Quién me lo iba a decir a mí! La fase del colegio no cuesta tanto cerrarla, aunque dé un poco de vértigo mirar hacia delante sin saber qué vamos a encontrar. Luego vendrán otras etapas cuando acabéis la carrera y busquéis trabajo, cuando os mudéis fuera de casa, cuando os caséis (si decidís hacerlo), e iréis poco a poco pasando de nivel, como en los videojuegos. Cada etapa de la vida tiene su parte buena. Sólo hay que saber disfrutarla.
Ha sido un placer teneros en clase, mis chicos de Dibujo Técnico. Estoy muy orgullosa de todos y cada uno de vosotros. Creo que podéis llegar allí donde queráis dirigiros. Para acabar os voy a dar dos consejos  que creo que son muy válidos:
1.    Tened cuidado con lo que pensáis. Lo que os decís a vosotros mismos cada día cala en vuestra autoestima. No quiero que el miedo, ni los nervios, ni la inseguridad, ni terceras personas tóxicas, os hagan olvidar que sois formidables y que podéis con todo lo que os propongáis.
2.    Trabajad duro. Ya lo dijo Picasso “La inspiración existe, pero tiene que pillarte trabajando”. Creo que este consejo es tan importante que debéis recordarlo cada día, y por eso os he hecho este regalo de una taza donde os lo recordará con el café (o el cola-cao) que os toméis por la mañana. Sin trabajo, no tendréis recompensa.
Y, lo peor, nunca sabréis hasta dónde habríais podido llegar.

Espero que de vez en cuando os acordéis de mí, porque el Dibujo une mucho (lo que ha unido el diédrico, que no lo separe el tiempo) y me mandéis un correito contándome qué tal van las cosas.
Os deseo de lo bueno, lo mejor. Un abrazo fuerte

 


Últimamente me da mucho que pensar esto de cerrar etapas en la vida. Son los momentos culminantes en los que te das cuenta de que, aunque día a día casi ni nos percatamos, el tiempo pasa y la vida sigue.

3 comentarios:

Pichona dijo...

me ha gustado mucho esto!! me hubiera encantado tenerte de profe....igual mi vida hubiera sido diferente!!

Pαυlα dijo...

Una vez más has hecho que me emocione :') Con este post he recordado muchas momentos vividos con mis ex compañeros y tambien tus clases de plástica. Aunque no lo creas has cambiado una gran parte de mi vida y me has enseñado mucho más de lo que te imaginas. Es un detallazo el regalo que has hecho, y seguro que te recordaran todos porque profesores y personas como tú no aparecen en la vida de uno todos los días.

...nai... dijo...

Muchas gracias, chicas!!!